precio plata gramo

by admin on 14 abril, 2013

precio plata gramo

La riqueza no solo les entra a los grupos armados en pepas del metal precioso o en fajos de billetes por pago de extorsiones, pues la minería legal también les facilita lavar el dinero del negocio ilegal de la cocaína que venden en el exterior. Una investigación para la Contraloría hecha por Guillermo Rudas suena las alarmas del tamaño de las irregularidades. Entre 2009 y 2011 se exportaron en promedio diez toneladas de oro más al año de las que pagaron regalías. ¿Cómo se explica que si la Dian exige el pago de regalías para poder exportar oro, se esté vendiendo más oro en el exterior del que se declara para regalías? Puede haber una enorme evasión de regalías, o peor, puede que se esté exportando oro solo en papeles, que sirven para justificar la entrada al país de pesos producto de actividades ilícitas. 

Es lo que ocurrió en Timbiquí, a donde un alcalde autorizó la entrada de dragas aparentemente para construir una vía, pero la carretera no se hizo y las dragas hoy están destrozando la cuenca del río. En Chocó se calcula que más de 800 retroexcavadoras y 50 dragones arrasan diariamente con su biodiversidad, pero las autoridades pueden hacer poco. “¿Cómo me cargo una draga en la mitad selva?”, se pregunta el comandante de la Policía del Chocó, Jesús Paredes. 

Igual, comprar anillos de oro seguirá siendo la mejor inversión. No importa cuanto suba de precio, siempre será mejor adquirirlos hoy que mañana o que pasado mañana. De eso no hay duda.

En este reportaje se ven las fotografías del daño que están causando los aparatos hasta en los sitios más alejados, en medio de la Orinoquia. Pero como también se pueden usar para la construcción, es difícil ponerles restricciones. Sería como prohibir los hornos microondas porque los usan en los laboratorios de coca. 

Una vez cumplido este trámite, los responsables de estos negocios deben tener el género “en custodia” durante un plazo de quince días por si hubiera alguna investigación, reclamación o denuncia. “Los policías pueden reconocer físicamente a los manguis en la fotocopia del carné o ver un collar de perlas con brillantes o un reloj Omega de oro que ha sido robado y están buscando. Si algo les llama la atención, lo investigan a fondo. Incluso llaman a los clientes para preguntar de dónde han sacado eso”, cuenta Calderón. Hechas las oportunas pesquisas, de haber un delito, avisan a los propietarios del negocio. “Igual te llaman: Oye, eso que tienes ahí está denunciado que lo ha robado una chica en una casa o un chaval de un tirón. Esa es la dinámica que tenemos que cumplir. Es la única manera, porque nadie tiene un título de propiedad de un anillo o de una pulsera”, asume.

Pero la danza de los millones es un espejismo. Quién sabe qué porcentaje va a dar a la guerra. El río, contaminado y sacado de curso por las excavaciones, se está quedando sin sábalo, guacuco, mojarra, barbudo ni camarón. La selva de árboles de chaquiros, guayacanes, chimbuza, hijuanegro y chamul desaparece, y con ella, la guaga, el conejo, el guatin y el venado, cuenta un líder ambiental. El agua del acueducto es dañina, nadie la bebe. Los apacibles ranchos tradicionales y ecológicos de madera nativa, están siendo reemplazados por casas calurosas de cemento y ladrillo. “Sienten que tienen mucha plata, pero en realidad están más pobres que antes”, dijo un abogado local. Todo subió de precio, sobre todo cuando falta la comida que antes abundaba gratis en el río y en el monte.

Incoming search terms:

Leave a Comment

Previous post:

Next post: