precio oro 18 kilates

by admin on 10 enero, 2013

precio oro 18 kilates

En el momento que mi ojo indiscreto penetra en su existencia está recondenándose y explayándose a voz en cuello de que a pesar de tener otros hijos en el extranjero su hija más joven está en relaciones amorosas con el famoso Kcho y ella no quiere irse a vivir fuera de Cuba dejándola en manos de semejante sujeto.

La pobre parece que va de mal en peor porque el cable que se está comiendo le recuerda a cada instante el altísimo precio de su juvenil romanticismo. No es para menos.

Entre ellos la competencia es feroz, a pesar de que la ley impone unas medidas de seguridad que pueden resultar muy costosas, tales como puertas blindadas o cristales de un determinado grosor. La mayora de las piezas son de oro de 18 kilates, de ah que difcilmente un perista o un comerciante de oro pague por ellas el precio que dice en su publicidad. Algunos comercios aseguran en sus anuncios que abonan ms de 40 euros por gramo, pero slo lo haran en el caso de que se trate de oro de 24 quilates. Las joyas son de 18 porque el de 24 es ms blando y debe ser aleado con otros metales para que no se deforme. De 24 slo pueden hacerse monedas y lingotes.

El precio del oro es cada vez mayor y evoluciona constantemente, por lo que se trata de un negocio con unos mrgenes de beneficio muy amplios. Si algn tendero es capaz de pagar el valor del gramo hoy y, en vez de dar salida a esa joya inmediatamente, aguantarla un par de meses, podr vender cada gramo por un precio bastante ms elevado de lo que pag. De ah que exista una red de mayoristas que controlen varias tiendas y que son quienes realmente rentabilizan su inversin. En estos das el gramo de oro estaba a unos 42 euros. En diez aos se ha revalorizado un 389,94%.

En cuanto a los robos en viviendas, hay especialistas en desmontar la cerradura extrayendo el bombn de la misma, un mtodo que se conoce con el nombre de bumping. Otros procedimientos clsicos son el del resbaln, que consiste en deslizar una tarjeta de plstico duro para hacer saltar el pestillo, o el de la palanqueta, mediante el que se destroza la puerta.

Que la indiscreción de nuestros amigos y conocidos nunca cesará de alimentar el sabroso chismorreteo de este lado del Estrecho de la Florida. esperando que pronto algún Gorbachov cubano o el paso inexorable del tiempo disuelva la penosa pesadilla que no acongoja a todos.

Incoming search terms:

Leave a Comment

Previous post:

Next post: