precio de gramo de oro en espana

by admin on 24 febrero, 2013

precio de gramo de oro en espana

En enero de 2003, un gramo de oro se pagaba a unos 10 euros. Una década después está valorado en alrededor de 45. Aunque en un libre mercado alimentado por la necesidad de los más desesperados, no siempre se ofrece al vendedor la cantidad más ajustada. Un estudio realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en 12 ciudades demuestra que las oficinas de compraventa ofrecen entre 12 y 47 euros por un gramo de oro, por lo que recomienda tantear el terreno antes de “malvender” una pieza. Hay que comparar diferentes establecimientos porque, pese a no ser una práctica ilegal, a menudo se ofrecen precios muy inferiores al de mercado.

Laura Dos Santos sabe, sin embargo, que el fraude existe. Por eso, a sus 58 años, esta portuguesa residente en Madrid, empeña su oro hace tres décadas. “Me saca de un mal trago, pero siempre lo dejo y vuelvo a por él tras unas semanas, a veces, meses”, cuenta a la salida de un comercio donde acaba de recoger por una pulsera 80 euros que tendrá que volver a desembolsar dentro de un mes. Dos Santos prefiere, “por lo que pueda pasar”, no deshacerse de las joyas familiares.

Entre las exigencias legales que se imponen a este tipo de negocios, no figura un precio mínimo de compra. Varios establecimientos visitados por EL PAÍS en distintos barrios de Madrid ofrecen la mitad de su valor en el mercado —poco más de 20 euros por gramo—. Las autoridades sí exigen que el negocio tenga un número de registro y que conserve las joyas durante un mínimo de 20 días para asegurarse de que no se venden a la refinería piezas que han sido robadas.

“Para echarle una mano a los hijos. A nosotros no nos hace falta porque ya estamos jubilados y tenemos la pensión, pero a ellos les viene muy bien que saquemos una cadenilla del cajón para ayudarles un poco”, dice Juana (nombre ficticio). Le cuesta admitir que ha tenido que sacar el polvo a esas “joyitas” que ha acumulado con cariño durante toda su vida y cuenta que ha acudido a esta casa de compraventa de oro en el centro de Madrid para preguntar qué le darían, aunque admite que ya ha sacrificado varias alhajas.

En 1889 se adhirieron al modelo económico preconizado por Francia, naciones tan dispares como Rumanía, Mónaco, Venezuela, Perú, Chile y Argentina, Austria, Bulgaria, Venezuela, Serbia, Montenegro, San Marino y los Estados Pontificios del Vaticano. El Reino Unido y EEUU nunca se anexaron a la Unión Monetaria Latina.

La intención era acuñar monedas que tuvieran el mismo valor, peso y ley en los diferentes países; y que de esta forma 100 francos franceses tuvieran la misma cantidad de oro que 100 pesetas o cien liras. Una idea similar a la del euro pero conservando cada nación su propio sistema monetario. Cuantos mas países se unieran a la Unión Monetaria Latina mejor porque de esta forma las monedas de cada país podían circular en más lugares. En 1868 se unieron a la UML España y Grecia. España por entonces estrenaba la peseta como unidad monetaria bajo el Gobierno provisional que gobernaba el país tras el derrocamiento de Isabel II.

Incoming search terms:

Leave a Comment

Previous post:

Next post: